En su último encuentro del año el Consejo Directivo de esta Institución aprobó el nuevo plan para la Licenciatura en Bromatología. El mismo será elevado al Consejo Superior que podría darle luz verde el próximo año y superar así el programa que regía desde 1987.


A 40 años de sus orígenes en el país, las carreras de Bromatología consolidan y redefinen el perfil social del profesional. La demanda pública por la calidad e inocuidad de alimentos; contar con un Plan de Estudios acorde a todas las universidades nacionales y conformar un colegio de graduados son objetivos cada vez más cercanos para quienes conforman la AACUB. 


(Ver invitación completa)

Enmarcada en el proceso de jerarquización de la Extensión Universitaria, el 5 de octubre se realizará la Jornada de Formación, la experiencia UDELAR en curricularización. Está destinada a docentes, equipos de gestión, extensionistas y alumnos.


La Facultad de Bromatología y el Municipio de Gualeguaychú –a través del área de Bromatología- realizaron un relevamiento y control de panaderías que reveló que la Ciudad se halla libre de bromato de potasio en el pan, un aditivo que es potencialmente cancerígeno.

El 24 de mayo se llevó a cabo un encuentro de departamentos y áreas curriculares de las carreras presenciales de la Facultad de Bromatología. El propósito fue discutir las reformas de los planes de estudio de dichas carreas y elevar propuestas, entre las que se destaca el potencial dictado de un Ciclo Básico Común entre nuestra Institución y la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).


En su sesión del 10 de Mayo 2012, el Consejo Superior de la UNER aprobó el nuevo logotipo, tras un proceso de dos años de trabajo. La propuesta retoma los avances y el diagnóstico del equipo de Proyecto Institucional de la gestión anterior sobre el asunto de los símbolos de la UNER.

Esta carrera de postgrado, que  otorga el título de  “Especialista en Docencia en Salud y en Alimentación”, surgió en 2009  como una necesidad de la institución respecto a la implementación de estrategias tendientes a la formación para fortalecer los equipos docentes actuales y futuros en los campos de salud y alimentación, pero también como una exigencia a asumir un compromiso con los nuevos modelos que tienen lugar en ellos.