La Ciudad, libre del bromato de potasio en el pan


La Facultad de Bromatología y el Municipio de Gualeguaychú –a través del área de Bromatología- realizaron un relevamiento y control de panaderías que reveló que la Ciudad se halla libre de bromato de potasio en el pan, un aditivo que es potencialmente cancerígeno.

La licenciada en Bromatología Gabriela Muchiutti, que participó en la experiencia, informó que la apuesta del trabajo fue conocer si se cumplía la “Resolución Nº03/95 del Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación sobre la prohibición del uso de bromato de potasio en pan, que se comercializa en las panaderías de Gualeguaychú”.

El interés en el trabajo radicó en que el pan es un producto de consumo masivo, muy presente en la mesa de los argentinos, mientras que el impacto negativo del bromato de sodio en la salud es acumulativo. Se trata de un aditivo que está prohibido y por ello se estima que en todas las ciudades está fiscalizado y controlado por las áreas competentes. No obstante, son varios los medios de comunicación que en los últimos meses dieron cuenta que esa normativa se viola en diferentes localidades a lo largo del territorio nacional.

Basándose en esta realidad, la licenciada Muchiutti indagó para conocer la situación real en la ciudad de Gualeguaychú. Entre los objetivos del trabajo, se buscó brindar conocimientos para concientizar a elaboradores y consumidores sobre la peligrosidad del uso de esta sustancia.

En una primera instancia, junto al municipio se elaboró un listado de panaderías para, luego, realizar la toma de muestras de la materia prima y del alimento procesado.  En total se relevaron 50 panaderías elaboradoras de ese alimento.
Según informó Muchiutti, se trató de una tarea intensa que se extendió durante cinco meses en los barrios de la ciudad. Una vez obtenidas las muestras, se procedió al análisis de las mismas, lo que arrojó los siguientes resultados.

*El 98 por ciento de las panaderías no usa bromato de potasio en la elaboración del pan.

*El resultado auspicioso es consecuencia del trabajo realizado por el área de Bromatología, que desde hace varios años realiza controles periódicos y educa a los panaderos para estimular el cumplimiento de la normativa. Cabe señalar que la Facultad de Bromatología de la UNER -en Presidente Perón y 25 de Mayo- realiza análisis del bromato de potasio a diferentes municipios de la Provincia de Entre Ríos.

Daños del bromato de potasio

*El bromato de potasio puede producir desde sorderas, daños renales, atacar el sistema nervioso central, el aparato intestinal y es potencialmente cancerígeno.

 *El proyecto se extendió desde noviembre de 2010 a marzo de 2011.

Su voto: Nada